011. El Ingeniero de Caminos del futuro. 7 de junio 17.

#FuturoCaminos

Madrid, 7 de junio de 2017.- “Resiliencia no es adaptarse a la miseria, sino trabajar duro”. Esta ha sido la principal conclusión extraída hoy en la jornada que ha tenido lugar en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, centrada en una conferencia magistral que ha estado precedida de una presentación en la que han participado José Polimón, vicepresidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos; Francisco Martín Carrasco, director de la Escuela de Ingenieros de Caminos de la Universidad Politécnica de Madrid; José Domínguez de Posada, rector de la Universidad Alfonso X el Sabio; y Ángel Sampedro, director la Escuela de Ingenieros de Caminos de la Universidad Alfonso X el Sabio.

José Polimón ha querido destacar la labor que está realizando el Colegio para conocer qué es lo que está por venir en la profesión del los ingenieros de Caminos. “Para ello hay que hacer una toma de datos, a través de una encuesta que ya ha sido enviada, y la organización de reuniones sectoriales para conocer sus características. Tenemos que mentalizarnos de que en el metro cúbico de hormigón no cabemos todos y hay que salir de ahí”, ha señalado. También ha querido mentalizar al auditorio de que “hay que trabajar en campos fronterizos con otras profesiones y hay que estar dispuesto a abrir los campos de actuación”, ha concluido.

17 06 07 IF



Para José Domínguez de Posada, “nuestra profesión debe modernizarse. Somos buenos en concepción, creación, financiación de infraestructura y hay mucho que hacer por el mundo. Los ingenieros de Caminos no tienen que tener miedo a irse fuera, porque en todo el mundo es necesaria la capacidad de gestión, de improvisación, de la que somos capaces”. En su opinión, “hay que ser capaz de adaptarse a las nuevas situaciones. Todo ello tiene que salir de las escuelas, de donde se forma a los futuros ingenieros”.

En este sentido, ha querido hacer referencia a los planes de estudio de la ingeniería de Caminos desde hace más de 160 años. Como ha señalado, todos estos planes han estado adaptados a la época en la que estuvieron vigentes. “Pero entre ese y el de 2009 hay muy pocas diferencias. En 60 años no ha habido cambios en los planes de estudio y sí en el mundo. Por ello, urge una reforma estructural en lo que se enseña y en la forma de enseñar. Tenemos que rebelarnos contra la posesión de los psicopedagogos sobre la forma en que se enseña a la gente. Esa jerga psicopedagógica ha ido laminando el terreno y esto va en el sentido contrario al rigor, a la capacidad de esfuerzo… Es necesario pensar en cómo hay que reestructurar la enseñanza de nuestra profesión con contenidos y formas diferentes a los actuales”, ha concluido.

Francisco Martín Carrasco cree necesario potenciar la formación básica y tecnológica. En su opinión, “la tecnología va a quedar obsoleta con rapidez. Por ello, en vez de insistir en una especialización, habrá que proporcionar al alumno una base científica más solida, más generalista, para que se adapten a los cambios”.
En su intervención ha continuado señalando que los “ingenieros de Caminos de mi generación queríamos hacer el proyecto y finalizar la obra. Ahora lo que importa es el contrato, es sagrado cumplir la letra del contrato. Nos hemos convertido en gestores de contratos de proyecto o de obra. La realidad es que estamos cambiando un sistema importado por un sistema que ha funcionado bien, un sistema que nos ha dado las infraestructuras que tenemos en la actualidad en nuestro país”. Este cambio de concepto supone que muchos ingenieros deberían tener una mayor formación en la gestión económica, financiera, inteligencia emocional, capacidad de liderazgo, comunicación… El director de la Escuela de la Universidad Politécnica de Madrid también ha hecho referencia a los planes de estudio. En su opinión, es necesario incorporar a ellos el mantenimiento de las infraestructuras, no solo la construcción. Además, ha querido señalar la necesidad de aclarar estructura de los títulos universitarios. Según sus palabras, “parece que se está olvidando la marca de la ingeniería de Caminos. Tenemos un grado que especialización y un máster que generaliza. Esto nos desordena la secuencia lógica de las asignaturas”. Para concluir ha hecho referencia a la incorporación de los profesionales de la ingeniería como profesores universitarios. “Necesitamos profesores que sepan cuáles son las necesidades de formación en los empleos que han ocupado”, ha manifestado.

Ramiro Aurín ha ofrecido una conferencia magistral sobre el (necesario) rol emergente de los ingenieros de Caminos. En su opinión “la innovación y la excelencia de la profesión deben tenerse en cuenta. La responsabilidad de que el concepto de mercado ponga en riesgo la profesión es del poder político. Quien no mira al futuro, mira al pasado”.
También “debemos saber que los ingenieros de Caminos han sido los que más han contribuido a la transformación de España en el pasado siglo. Una situación que acabó con la crisis en 2007, acta de defunción de una época que en el resto de Europa se hizo de manera más gradual”. En todo ese tiempo, “no hemos podido ver que un futuro nuevo se estaba construyendo”, ha señalado.
En su intervención ha hecho referencia a la “incapacidad de los gobiernos para gestionar las crisis con inteligencia suficiente. La ingeniería civil ha reducido su mercado en un 90 %, realidad que ha afectado a los profesionales del sector”. Esto ha sido debido a una “falta de inteligencia y sensibilidad, no de recursos económicos. Habrá que hace autocrítica sobre nuestra responsabilidad para permitir que esto se haya instaurado en nuestra clase gobernante”.
“Ahora hay definir estrategias para un futuro que ya está aquí. Tenemos que sentirnos orgullosos de un pasado lleno de sentido, pero sin tiempo, hay que interpretar un nuevo papel, que todavía no es nuestro. Tenemos que encarnar las soluciones de un futuro que ya está aquí”, ha continuado.
En su intervención también ha puesto el foco en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, como actitud consciente y en el cambio climático, como amenaza. “Para la ingeniería civil, como corpus de conocimiento, las dos noticias son estimulantes. Los 17 ODS son la plasmación contemporánea de la voluntad de progreso. La reformulación ideológica de progreso queda resumida en el 17, donde se recoge que es necesaria la alianza global de todos los sectores implicados en los objetivos anteriores”, ha comentado.
“Es necesaria una ingeniería civil que piense y proponga soluciones, que adopte una posición beligerante y comunicativa, separando intereses pero con convicción”, ha continuado. Para concluir, ha manifestado que la “resiliencia no es adaptarse a la miseria sino trabajar duro, para entender el nuevo necesario rol de la ingeniería civil y de sus profesionales”.

El siguiente bloque ha estado compuesto Josefina Maestu, Íñigo Losada, director de Investigación de IHCantabria y catedrático de la UC, y Juan Luis Lillo, miembro de la Junta Directiva de Ongawa. Todo ello ha estado coordinado por Tomás A. Sancho, para quien es necesario el talento y la adaptación al cambio social. En su opinión, “partimos de una buena base, pero si no damos respuesta a las necesidades de la sociedad, la responsabilidad será nuestra, no de la sociedad”.

Josefina Maestu ha realizado una reflexión sobre los ODS, la agenda 2030 y qué tipo de transformaciones son necesarias. En su opinión, “hay que hablar del qué, pero también del cómo, de los procesos sociales necesarios en los que hay que estar implicados, saliendo de nuestra áreas de confort”.
Durante su intervención, ha señalado que “parece evidente que seguir como hemos estado hasta ahora no va a solucionar los problemas y no va a funcionar si tenemos una previsión de tener 2.000 millones más de personas. Las soluciones del pasado no son soluciones para el futuro. Uno de los elementos claves es saber cuál es esa transformación necesaria”. Para Josefina Maestu es muy importante valorar las diferentes técnicas en función de las necesidades que existen. Por último, ha querido invitar a los asistentes a reforzar su papel en los procesos sociales y aprendiendo a trabajar con los demás.

Íñigo Losada ha manifestado que los ingenieros de Caminos “están en el 99 % de los ODS. Esto es por lo que trabajamos. Somos los ingenieros del cambio climático, de la adaptación. Cumplimos una función primordial. Si hablamos del futuro, nuestro desarrollo contribuye a aumentar los riesgos y nosotros tenemos que trabajar en ese camino”.
“El ingeniero civil es que el que mejor conoce el medio físico. Trabajamos en armonía con el medio físico”, ha comentado. También ha señalada que “tenemos las bases fundamentales del conocimiento que hace falta para afrontar el cambio climático, que afecta y afectará a muchos sectores de nuestra actividad”. “Estamos preparados para trabajar en la evaluación y la reducción de riesgos, así como en la mitigación y en la adaptación. Nosotros somos los ingenieros de la adaptación”, ha concluido.

Para cerrar este grupo de intervenciones, Juan Luis Lillo ha señalado que “los ingenieros de Caminos tenemos que cambiar. Somos los que adaptamos el entorno a la vida humana. Nosotros hemos ido adaptándolo para ir viviendo en ellos y seguimos haciéndolo”. En su opinión, “ser ingeniero de Caminos es pensar, razonar y tomar decisiones. Pero eso no es nuestro, eso es muy antiguo, ya lo decía Kant”.

Para todo ello, es necesario “lograr la armonía de intereses, que es la base de nuestra profesión”. Por último, se ha referido a su actividad en Ongawa, organización que está llevando a cabo un proyecto de saneamiento de aguas. “Está demostrado que con proyectos de este tipo, de cooperación al desarrollo, la mortalidad infantil decrece en torno al 30 %. El ingeniero del futuro tiene un papel muy importante en la cooperación al desarrollo”, ha concluido.

La siguiente mesa ha estado coordinada por Francisco Lucas y en ella han participado Camino Blázquez, de la Comisión de Empleo, Emprendimiento y Comunicación del Colegio; Javier Baztán y Dimitris Bountolos.
Camino Blázquez se ha referido al proceso de digitalización de la institución colegial, “una herramienta para trabajar por la profesión con una voluntad clara de abrir sus canales y fomentar la participación”. Así, ha explicado cómo dentro del Plan Director Estratégico 2017-2020 se recoge como objetivo transversal en todas sus líneas e actuación la comunicación y la participación. Por este motivo, el Colegio ha puesto en marcha un renovación integral de su página web, “escaparate del CICPP”, buscando la mejora de la funcionalidad y de su contenido. “Se ha buscado potenciar los servicios con los que cuenta el Colegio y contar a la sociedad la ingente labor de nuestra profesión a lo largo de estos años, así como lo que queda por hacer”.
Conjuntamente a la nueva web, está previsto el lanzamiento de una app en la que los ingenieros colegiados podrán contar con una red social privada para contribuir a un mayor networking. Blázquez ha finalizado su intervención invitando a todos a seguir participando en todos los canales que ofrece el Colegio.

Francisco Lucas, miembro de la Comisión que preside Camino, ha centrado su intervención en la digitalización de los profesionales así como de su presencia e imagen de marca en redes sociales. “La imagen de marca personal profesional debe ser un todo. La proyección de tu imagen de marca solo analógica tiene un determinado radio, pero al trabajar en la parte digital, el alcance y la proyección es infinitamente mayor”, ha señalado.

Las principales razones que deben llevar a un profesional a llevar a cabo esta digitalización son: conseguir una mayor proyección de lo que es y hace; porque aunque pertenezca a un colectivo cada individuo es diferente; porque los procesos productivos se han digitalizado (así se consigue interactuar mejor); porque el profesional necesita escuchar y ser escuchado; y porque la sociedad debe saber lo bueno que es. “A través de las redes, la sociedad te empieza a escuchar y ver”, ha puntualizado Lucas.

De esta manera, el proceso de digitalización comienza por crear contenido digital asociado a la imagen de marca y distribuirlo a través de redes para que llegue al usuario que es quién consumirá este contenido y, finalmente, pulsar la satisfacción con ese contenido. “Parafraseando a Einstein, si buscas resultados diferentes, no hagamos siempre lo mismo”, ha finalizado.

Javier Baztán ha señalado que los ingenieros de Caminos han estado muy presentes en el sector de la energía, “pero que por las circunstancias ha sido abandonado por esta profesión, pero que se ha convertido en un ámbito a retomar”. Este es un sector en el que ha tenido un gran impacto la lucha contra el cambio climático. Por este motivo, han aparecido nuevos modelos de negocio y grandes oportunidades para los ingenieros de Caminos dentro del sector: generación, transporte y distribución, eficiencia energética, almacenamiento, micro redes aisladas, generación distribuida, operación y mantenimiento… Además, se ha producido un incremento importante mundial de la generación renovable.

También ha puesto en valor la internacionalización de las empresas así como el éxito de las empresas energéticas españolas fuera de nuestras fronteras. Para finalizar, ha expuesto las importantes oportunidades de inversión para el sector energético español, que cuenta con un considerable efecto tractor sobre otros sectores.

Por último, Dimitri Bountolos se ha ocupado a analizar el territorio del futuro. “Vivimos en un cárcel digital en la que no tiene sentido vivir fuera, fuera no hay nada. Hay que aprender a convivir en entorno con muchas posibilidades. Aunque casi no tenemos tiempo para asimilar los cambios, así que tenemos que contar con herramientas que nos ayuden”. Los ingenieros de Caminos deben aprovechar los cambios y generar ideas dusruptivas ligadas a tecnologías emergentes. “La fórmula de la reinvención pasa por combinar nuestros ingredientes habituales: Esfuerzo y creatividad. El ingeniero del futuro debe saber gestionar la incertidumbre desde la curiosidad”. Así, ha subrayado que el territorio del futuro para el ingeniero es abierto, multidisciplinar, inclusivo, etc.
“Es el momento de romper las reglas, simplificar las herramientas. Mirando al pasado uno puede encontrar la inspiración en un presente reinventado”, ha afirmado Bountolos y ha explicado algunos proyectos en los que trabaja su empresa llevados a cabo con “técnicas de hace años y tecnología de hoy” que buscan un cambio. “La apuesta pasa por la monitorización completa del planeta para dar información precisa y fiel de todo el mundo y monitorizar todos los activos: medir oscilaciones en puentes, tráfico, reservas de petroléo…”. Ha finalizado su intervención invitando a los profesionales a ser proactivos, no tener miedo a lo desconocido, y a disfrutar de la exploración, aunque la propuesta sea disruptiva.

El último bloque de la jornada, centrado en la metamorfosis del ingeniero y coordinado por la ingeniera Camino Blázquez, ha contado con la participación de Juan Carlos Bravo, Vicent Esteban e Inmaculada Ranera.
En primera instancia Juan Carlos Bravo se ha ocupado de la resistencia al cambio. “El cambio cuesta, es incómodo e ingrato para profesionales y para organizaciones, pero la sociedad cambia sin preguntar. Es necesario pensar en grande y generar sinergias para alcanzar el éxito”, ha puntualizado. “Hay que pensar hacia el futuro, queremos resiliencia, estabilidad y claridad hacia dónde vamos”.
Se ha referido a la exportación de ingenieros pero ha dicho que también tenemos que ser capaces de importar profesionales, atraerlos a nuestro país, y generar empresa. “Hay que tener mentalidad abierta”. Los ingenieros son tremendamente reconocidos fuera como profesionales pero “tenemos que conseguir que se nos reconozca como empresarios”. Las empresas se han internacionalizado, un proceso que no es solo supone exportar sino generar empresa, equipos… Aquí el ingeniero de Caminos tendría que trabajar más, por su gran capacidad de análisis de problemas, pero el futuro y lo que genera riqueza pasa por visualizar y generar la actividad económica. “La visión empresarial y de crecimiento económico es fundamental, así como la actualización de la cultura empresarial”. Hay que exportar pero hay que generar incentivos nuevos en la plantilla respecto al pasado. Para crecer es necesario pasar del liderazgo y la brillantez individual a la fortaleza y capacidad sostenibles del colectivo.

Vicent Esteban ha apostado por mirar al futuro para anticiparlo así como por analizar el papel de la Universidad, que debe ser el origen del cambio. “Hay que seguir trabajando en establecer la relación entre las escuelas y la profesión, que tiene una diversidad enrome de individuos y de ámbitos de acción”. Ha hecho un repaso por la evolución de los estudios de la ingeniería de Caminos, lo que ha habido son continuos cambios en la formación y eso a pesar de todo ha hecho que mantengamos formación de prestigio, con unas componentes de calidad destacables a nivel mundial.
La duración de la formación es relativa, ya que debe completarse a lo largo del tiempo y de su vida profesional. Asimismo, ha manifestado la constante preocupación de los alumnos por cómo se está imponiendo la docencia lo que pone de manifiesto una necesidad de realizar autocrítica. “La calidad y la agilidad son dos paradigmas que deben recuperarse en las escuelas”, ha concluido.

Para completar la intervenciones de esta mesa, Inmaculada Ranera se ha centrado en el impacto de determinadas tecnologías que tienen o están teniendo un crecimiento exponencial: computación, inteligencia artificial, medicina digital, nanotecnología, biología sintética, robótica… Este crecimiento es tangible desde hace 50 años con un aumento “brutal” de la capacidad de almacenar datos. Como ejemplo ha señalado cómo Youtube a día de hoy es capaz de almacenar 100 horas de vídeo cada minuto o como una aerolínea puede generar 1TB de datos diario.
“La implementación de las nuevas tecnologías es cada vez más fácil porque su coste es cada vez más bajo”, ha destacado y se ha referido, además, a las cusas de este crecimiento: las tecnologías se digitalizan, luego pasan por un momento de decepción y luego se convierten en tecnologías disruptivas. Después, el proceso se completa con la democratización, desmonetización y desmaterialización de las mismas, con un acceso a ellas para todo el mundo. Para finalizar, ha vaticinado que el block chain será el centro de la siguiente revolución a nivel mundial. En la actualidad, se encuentra focalizada a nivel bancario pero tendrá un gran impacto en las administraciones.

Información adicional

Fundacion-Caminos-negativo

 

Horario general modulo7 1

El 24 y 31 de diciembre, el horario será de 8.00 h. a 12.00 h.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

En CICCP utilizamos cookies propias y de terceros para poderle ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si sigue navegando sin cambiar la configuración, entenderemos que acepta el uso de cookies en nuestro sitio. Si desea más información o modificar el uso de las cookies lea nuestra política de cookies Saber más

Acepto

1.- Utilización de Cookies por las Webs del CICCP:

Las Webs del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (en adelante CICCP) utilizan ¨Cookies¨, y otros mecanismos similares (en adelante, Cookies). Las Cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar las actividades del Usuario en una web determinada o en todas las webs, apps y/o servicios de las Webs del CICCP (en adelante, los Servicios). La primera finalidad de las Cookies es la de facilitar al Usuario un acceso más rápido a los Servicios seleccionados. Además, las Cookies personalizan los Servicios que ofrece las Webs del CICCP, facilitando y ofreciendo a cada Usuario información que es de su interés o que puede ser de su interés, en atención al uso que realiza de los Servicios.

Las Webs del CICCP utilizan Cookies para personalizar y facilitar al máximo la navegación del Usuario. Las Cookies se asocian únicamente a un Usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir datos personales del Usuario. El Usuario podrá configurar su navegador para que notifique y rechace la instalación de las Cookies enviadas por las Webs del CICCP, sin que ello perjudique la posibilidad del Usuario de acceder a los Contenidos. Sin embargo, le hacemos notar que, en todo caso, la calidad de funcionamiento de la página Web puede disminuir.

Los Usuarios registrados que se registren o que hayan iniciado sesión, podrán beneficiarse de unos servicios más personalizados y orientados a su perfil, gracias a la combinación de los datos almacenados en las cookies con los datos personales utilizados en el momento de su registro. Dichos Usuarios autorizan expresamente el uso de esta información con la finalidad indicada, sin perjuicio de su derecho a rechazar o deshabilitar el uso de cookies.

2.- Tipología, finalidad y funcionamiento de las Cookies:

Las Cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en Cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando el Usuario cierra el navegador. Las segundas expiran en función cuando se cumpla el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que el Usuario se mantenga identificado en los Servicios del CICCP) o bien cuando se borran manualmente.

Adicionalmente, en función de su objetivo, las Cookies puedes clasificarse de la siguiente forma:

COOKIES DE RENDIMIENTO: Este tipo de Cookie recuerda sus preferencias para las herramientas que se encuentran en los Servicios, por lo que no tiene que volver a configurar el servicio cada vez que usted visita. A modo de ejemplo, en esta tipología se incluyen:

    - Ajustes de volumen de reproductores de vídeo o sonido.

    - Las velocidades de transmisión de vídeo que sean compatibles con su navegador.

    - Los objetos guardados en el “carrito de la compra” en los Servicios de E-commerce tales        como tiendas.

COOKIES DE GEO-LOCALIZACIÓN: Estas Cookies son utilizadas para averiguar en qué país se encuentra cuando se solicita un Servicio. Esta Cookie es totalmente anónima, y sólo se utiliza para ayudar a orientar el contenido a su ubicación.

COOKIES DE REGISTRO: Las Cookies de registro se generan una vez que el Usuario se ha registrado o posteriormente ha abierto su sesión, y se utilizan para identificarle en los Servicios que proporcione la web

Adicionalmente, algunos Servicios pueden utilizar conectores con redes sociales tales como Facebook o Twitter. Cuando el Usuario se registra en un Servicio con credenciales de una red social, autoriza a la red social a guardar una Cookie persistente que recuerda su identidad y le garantiza acceso a los Servicios hasta que expira. El Usuario puede borrar esta Cookie y revocar el acceso a los Servicios mediante redes sociales actualizando sus preferencias en la red social que específica.

COOKIES DE ANALÍTICAS: Cada vez que un Usuario visita un Servicio, una herramienta genera una Cookie analítica en el ordenador del Usuario. Esta Cookie que sólo se genera en la visita, servirá en próximas visitas a los Servicios del CICCP para identificar de forma anónima al visitante. Los objetivos principales que se persiguen son:

    - Permitir la identificación anónima de los Usuarios navegantes a través de la “Cookie”             (identifica navegadores y dispositivos, no personas) y por lo tanto la contabilización                aproximada del número de visitantes y su tendencia en el tiempo.

    - Identificar de forma anónima los contenidos más visitados y por lo tanto más atractivos          para los Usuarios

    - Saber si el Usuario que está accediendo es nuevo o repite visita.

Importante: Salvo que el Usuario decida registrarse en un Servicio del CICCP, la “Cookie” nunca irá asociada a ningún dato de carácter personal que pueda identificarle. Dichas Cookies sólo serán utilizadas con propósitos estadísticos que ayuden a la optimización de la experiencia de los Usuarios en el sitio.

COOKIES DE PUBLICIDAD: Este tipo de “Cookies” permiten ampliar la información de los anuncios mostrados a cada Usuario anónimo en los Servicios del CICCP. Entre otros, se almacena la duración o frecuencia de visualización de posiciones publicitarias, la interacción con las mismas, o los patrones de navegación y/o comportamientos del Usuario ya que ayudan a conformar un perfil de interés publicitario. De este modo, permiten ofrecer publicidad afín a los intereses del Usuario.

3.- Cómo deshabilitar las Cookies en los principales navegadores:

Normalmente es posible dejar de aceptar las Cookies del navegador, o dejar de aceptar las Cookies de un Servicio en particular.

Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de Cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las ‘opciones’ o ‘Preferencias’ del menú de su navegador.

Las Webs del CICCP ofrecen orientación al Usuario sobre los pasos para acceder al menú de configuración de las cookies y, en su caso, de la navegación privada en cada uno de los navegadores principales:

Internet Explorer: Herramientas -> Opciones de Internet -> Privacidad -> Configuración.

Para más información, puede consultar el soporte de Microsoft o la Ayuda del navegador.

Firefox: Herramientas -> Opciones -> Privacidad -> Historial -> Configuración Personalizada.

Para más información, puede consultar el soporte de Mozilla o la Ayuda del navegador.

Chrome: Configuración -> Mostrar opciones avanzadas -> Privacidad -> Configuración  -> contenido.

Para más información, puede consultar el soporte de Google o la Ayuda del navegador.

Safari: Preferencias -> Seguridad.

Para más información, puede consultar el soporte de Apple o la Ayuda del navegador.

4.- Qué ocurre si se deshabilitan las Cookies:

Algunas funcionalidades de los Servicios quedarán deshabilitados como, por ejemplo, permanecer  identificado, mantener las compras en el “carrito de la compra” en un Servicio de e-commerce, recibir información dirigida a su localización o la visualización de algunos vídeos.

ACTUALIZACIONES Y CAMBIOS EN LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD / COOKIES:

Las Webs del CICCP pueden modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

Cuando se produzcan cambios significativos en esta Política de Cookies, se comunicarán a los Usuarios bien mediante la web o a través de correo electrónico a los Usuarios registrados.