004. La recuperación de la modernidad en la ingeniería, El legado de la ingeniería civil en el siglo xx. 26 de septiembre 2017.

IMG 3643

Organizada por el Comité Ciudades, Territorio y Cultura del Colegio de Ingenieros de Caminos

Reconocimiento al legado de la ingeniería civil en el siglo XX

Madrid, 26 de septiembre de 2017.- El Círculo de Bellas Artes ha acogido una jornada en la que se ha puesto en valor la ingeniería civil en el siglo XX. Esta jornada, organizada por el Comité de Ciudades, Territorio y Cultura, ha sido presentada por el presidente del Colegio de Ingenieros de Caminos, Juan A. Santamera. En su intervención, se ha referido a la modernidad en términos de materiales. “Si en el siglo XIX la modernidad vino asociada al acero –‘la arquitectura del ingeniero’ como se llamó a sus obras–, en el siglo XX tenemos que buscarlo en la técnica y en el dominio de materiales como el hormigón armado o pretensado. Ahora queda por ver lo que nos depara el siglo XXI en cuestión de nuevos materiales”.

Durante esta sesión se ha celebrado una mesa redonda, que ha sido moderada por Carlos Nárdiz, miembro del Comité organizador. En ella han participado Miguel Aguiló, ingeniero de Caminos; César Lanza, ingeniero de Caminos; Inmaculada Aguilar, catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Valencia; y César Portela, arquitecto.

En primera instancia, Carlos Nárdiz ha subrayado la ubicación de esta jornada en el Círculo de Bellas Artes “para llegar a otros profesionales y, sobre todo, al mundo de la cultura”. La ingeniería ha sido asociada a una “repetición de soluciones” sin ningún valor añadido que la hagan merecedora de formar parte del patrimonio cultural. Además, ha señalado que el discurso de los ingenieros no siempre llega a la sociedad.

“Recuperar la modernidad significa no solo recuperar el legado de las obras de ingeniería que apostaron por los nuevos materiales, sino también recuperar el espíritu de estas obras y de sus autores para que sirvan de modelo a la ingeniería actual, apostando por su conservación. Lo moderno de la ingeniería es lo que trasciende la mirada del paso del tiempo por la honestidad de las soluciones técnicas y la claridad de las formas”, ha apuntado Nárdiz. “Además, desde el Comité estamos apostando por un Plan Nacional de la Obra Pública que reivindique su valor”, ha concluido.

Miguel Aguiló ha tomado de referencia el Crystal Palace como el “primer edificio público diseñado y construido por ingenieros”. Tras un incendio en 1936, tan solo quedó la plataforma sobre la que se asentaba el edificio, así como su escalinata y ciertos vestigios de esa modernidad que hizo que tuviera seguidores y detractores a partes iguales.

“Ser moderno supone interesarse por lo nuevo para cambiar el mundo y a la vez temer sus contradicciones y la amenaza de destrozar nuestras vidas”. Esta actitud ante lo nuevo se articula en unos procesos y entorno de modernización sustentados por una pluralidad de personas e ideas, sujetos y objetos de esos procesos. En los dos últimos siglos, esto se llamó modernismo, concretado en ciertas épocas y países. Sin embargo, la crítica a esos procesos corresponde a la modernidad, no ligada a una época o país concretos. “Sin embargo, la modernidad y el modernismo son inseparables de los moderno”, ha señalado Miguel Aguiló. Por ello, al hablar de ingeniería moderna no debemos hablar de un periodo o país concretos, sino atender a la modernidad como actitud reflexiva para no rechazar sin más lo distinto y facilitar la aparición de nuevos caminos creativos. “Si aprendemos a valorar las obras por su aportación de modernidad a la ingeniería, no sería necesario etiquetarla de moderna, ya que si no es moderna no es ingeniería, es rutina”, ha concluido Aguiló.

IMG 3793

Por su parte, César Lanza ha señalado “la ingeniería está en el ojo de la modernidad de su tiempo”. El ingeniero mira hacia delante, piensa en el futuro y raramente se da la vuelta para contemplar el pasado. “Los ingenieros crean pero también destruyen. Sin embargo, no es algo negativo, una cosa es consecuencia de la otra”. Ha continuado afirmando que la ingeniería es moderna porque es la profesión más aparente de la técnica y se encuentra supeditada a ella.

Lanza ha añadido que la ingeniería no trata sus obras como monumentos –a pesar de que muchas o casi todas lo son– ni la sociedad los recibe como tales. Más allá de lo patrimonial, para relacionar ingeniería y cultura hacen falta los valores de la obra de ingeniería y su engarce en la propia cultura, así como la defensa de esos valores. “Nosotros tenemos muy claro el valor de las obras de ingeniería, pero quizás el mundo de la cultura no lo tiene tan claro”, ha señalado.

En la ingeniería civil se considera modernidad la novedad en temas específicos de su disciplina como los materiales, los tipos, los métodos de cálculo, los procedimientos de construcción, la contribución de la obra al bien público… Pero hay otros valores menos aparentes más propios del creador de la obra que del propio contexto de la misma. “El carácter de una obra es el valor expresivo del genio de su autor trasladado a la realización material”. Sin embargo, las obras de ingeniería carecen de relato e historiografía, no entra en la historia por su propio pie. Es necesario construir el valor cultural de la obra de ingeniería. “Para ser ingeniero no basta con ser ingeniero, lo peor son cosas del pasado”.

Inmaculada Aguilar ha hecho referencia al patrimonio cultural de la obra pública en el siglo XX para entender la modernidad dentro de las redes culturales. El patrimonio de la obra pública incluye historiografía, legislación y revalorización. A comienzos del siglo, ya había algunos testimonios sobre estas obras, aunque dispersos por lo que no llegaban a aportar una visión completa. A medida que pasaba el tiempo, los estudiosos tomaron como referencia la antigua Roma como punto de partida de una posición conservadurista centrada en la obra pública antigua. Posteriormente, se puso el acento en nueva metodologías. De esta forma, surgieron leyes como la de 1926 sobre el Tesoro Artístico Nacional que duró pocos años. A pesar de observar algunos avances en historiografías, se avanzaba muy lentamente en la década de los 40-50, ya que no había base suficiente para conservar ese patrimonio: pocos recursos historiográficos y legislación antigua.

IMG 3794

Sin embargo en los años 70 se produce un periodo de inflexión en esta materia que se ve culminado en 1985 con la ley de Patrimonio Artístico y Cultural. Se vive una época de revalorización de la obra pública. En la actualidad, se ha producido una continuidad en este sentido con la creación de multitud de fundaciones así como el establecimiento del Plan Nacional de Patrimonio o el Plan Nacional de Paisajes Culturales. “Quedan muchos retos, hay que profundizar y consolidar esa valoración de la obra pública. Toca hablar de conservación y restauración. El campo está muy abierto todavía”, ha concluido Aguilar.

En palabras de César Portela, “la ingeniería y la arquitectura son dos disciplina ligadas entre sí y muy importantes ya que dan respuesta a los requisitos de los ciudadanos”. Las buenas obras compatibilizan funcionalidad y belleza y es fundamental su integración en el paisaje. Paisaje es la imagen que cada individuo capta de la realidad. “Se trata de algo objetivo que cada uno ve y siente de manera subjetiva”. Cada individuo o sociedad según la época en la que vivan han entendido el paisaje de manera diferente. Pero todo o casi todo se acaba convirtiendo en mercancía por lo que el ingeniero olvida su papel de constructor y pasa a ser el destructor del medio físico. Por lo tanto, el paisaje se degrada y resulta una imagen estereotipada que no se valora. “Cada grupo social recrea el paisaje según sus necesidades. Sin sujeto no hay paisaje y la labor del ingeniero es incluir obras dentro de ese paisaje. Si las cosas útiles son bellas son doblemente útiles y bellas”, ha concluido.

Juan A. Santamera ha querido cerrar la jornada señalando que la obra pública está dentro una red, ya que los ingenieros trabajamos con redes, seguimos explotando todo lo que hacemos. Y el día que ese elemento, como puede ser un puente, deja de ser útil es muy difícil introducirlo en el patrimonio y conservarlo por la monofuncionalidad que tienen muchas de las obras públicas.

Esta jornada ha tenido como objetivo buscar la mirada cómplice y cultural de otras profesiones, poniendo de manifiesto el valor patrimonial de las obras de ingeniería civil más significativas del siglo xx. Se trata del primer encuentro dentro de un ciclo de conferencias que continuará el próximo 28 de noviembre en el Colegio de Ingenieros de Caminos Canales y Puertos.

17 09 26 CBA

Información adicional

Fundacion-Caminos-negativo

 

Horario general modulo7 1

El 24 y 31 de diciembre, el horario será de 8.00 h. a 12.00 h.

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

En CICCP utilizamos cookies propias y de terceros para poderle ofrecer una mejor experiencia de navegación. Si sigue navegando sin cambiar la configuración, entenderemos que acepta el uso de cookies en nuestro sitio. Si desea más información o modificar el uso de las cookies lea nuestra política de cookies Saber más

Acepto

1.- Utilización de Cookies por las Webs del CICCP:

Las Webs del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos (en adelante CICCP) utilizan ¨Cookies¨, y otros mecanismos similares (en adelante, Cookies). Las Cookies son ficheros enviados a un navegador por medio de un servidor web para registrar las actividades del Usuario en una web determinada o en todas las webs, apps y/o servicios de las Webs del CICCP (en adelante, los Servicios). La primera finalidad de las Cookies es la de facilitar al Usuario un acceso más rápido a los Servicios seleccionados. Además, las Cookies personalizan los Servicios que ofrece las Webs del CICCP, facilitando y ofreciendo a cada Usuario información que es de su interés o que puede ser de su interés, en atención al uso que realiza de los Servicios.

Las Webs del CICCP utilizan Cookies para personalizar y facilitar al máximo la navegación del Usuario. Las Cookies se asocian únicamente a un Usuario anónimo y su ordenador y no proporcionan referencias que permitan deducir datos personales del Usuario. El Usuario podrá configurar su navegador para que notifique y rechace la instalación de las Cookies enviadas por las Webs del CICCP, sin que ello perjudique la posibilidad del Usuario de acceder a los Contenidos. Sin embargo, le hacemos notar que, en todo caso, la calidad de funcionamiento de la página Web puede disminuir.

Los Usuarios registrados que se registren o que hayan iniciado sesión, podrán beneficiarse de unos servicios más personalizados y orientados a su perfil, gracias a la combinación de los datos almacenados en las cookies con los datos personales utilizados en el momento de su registro. Dichos Usuarios autorizan expresamente el uso de esta información con la finalidad indicada, sin perjuicio de su derecho a rechazar o deshabilitar el uso de cookies.

2.- Tipología, finalidad y funcionamiento de las Cookies:

Las Cookies, en función de su permanencia, pueden dividirse en Cookies de sesión o permanentes. Las primeras expiran cuando el Usuario cierra el navegador. Las segundas expiran en función cuando se cumpla el objetivo para el que sirven (por ejemplo, para que el Usuario se mantenga identificado en los Servicios del CICCP) o bien cuando se borran manualmente.

Adicionalmente, en función de su objetivo, las Cookies puedes clasificarse de la siguiente forma:

COOKIES DE RENDIMIENTO: Este tipo de Cookie recuerda sus preferencias para las herramientas que se encuentran en los Servicios, por lo que no tiene que volver a configurar el servicio cada vez que usted visita. A modo de ejemplo, en esta tipología se incluyen:

    - Ajustes de volumen de reproductores de vídeo o sonido.

    - Las velocidades de transmisión de vídeo que sean compatibles con su navegador.

    - Los objetos guardados en el “carrito de la compra” en los Servicios de E-commerce tales        como tiendas.

COOKIES DE GEO-LOCALIZACIÓN: Estas Cookies son utilizadas para averiguar en qué país se encuentra cuando se solicita un Servicio. Esta Cookie es totalmente anónima, y sólo se utiliza para ayudar a orientar el contenido a su ubicación.

COOKIES DE REGISTRO: Las Cookies de registro se generan una vez que el Usuario se ha registrado o posteriormente ha abierto su sesión, y se utilizan para identificarle en los Servicios que proporcione la web

Adicionalmente, algunos Servicios pueden utilizar conectores con redes sociales tales como Facebook o Twitter. Cuando el Usuario se registra en un Servicio con credenciales de una red social, autoriza a la red social a guardar una Cookie persistente que recuerda su identidad y le garantiza acceso a los Servicios hasta que expira. El Usuario puede borrar esta Cookie y revocar el acceso a los Servicios mediante redes sociales actualizando sus preferencias en la red social que específica.

COOKIES DE ANALÍTICAS: Cada vez que un Usuario visita un Servicio, una herramienta genera una Cookie analítica en el ordenador del Usuario. Esta Cookie que sólo se genera en la visita, servirá en próximas visitas a los Servicios del CICCP para identificar de forma anónima al visitante. Los objetivos principales que se persiguen son:

    - Permitir la identificación anónima de los Usuarios navegantes a través de la “Cookie”             (identifica navegadores y dispositivos, no personas) y por lo tanto la contabilización                aproximada del número de visitantes y su tendencia en el tiempo.

    - Identificar de forma anónima los contenidos más visitados y por lo tanto más atractivos          para los Usuarios

    - Saber si el Usuario que está accediendo es nuevo o repite visita.

Importante: Salvo que el Usuario decida registrarse en un Servicio del CICCP, la “Cookie” nunca irá asociada a ningún dato de carácter personal que pueda identificarle. Dichas Cookies sólo serán utilizadas con propósitos estadísticos que ayuden a la optimización de la experiencia de los Usuarios en el sitio.

COOKIES DE PUBLICIDAD: Este tipo de “Cookies” permiten ampliar la información de los anuncios mostrados a cada Usuario anónimo en los Servicios del CICCP. Entre otros, se almacena la duración o frecuencia de visualización de posiciones publicitarias, la interacción con las mismas, o los patrones de navegación y/o comportamientos del Usuario ya que ayudan a conformar un perfil de interés publicitario. De este modo, permiten ofrecer publicidad afín a los intereses del Usuario.

3.- Cómo deshabilitar las Cookies en los principales navegadores:

Normalmente es posible dejar de aceptar las Cookies del navegador, o dejar de aceptar las Cookies de un Servicio en particular.

Todos los navegadores modernos permiten cambiar la configuración de Cookies. Estos ajustes normalmente se encuentran en las ‘opciones’ o ‘Preferencias’ del menú de su navegador.

Las Webs del CICCP ofrecen orientación al Usuario sobre los pasos para acceder al menú de configuración de las cookies y, en su caso, de la navegación privada en cada uno de los navegadores principales:

Internet Explorer: Herramientas -> Opciones de Internet -> Privacidad -> Configuración.

Para más información, puede consultar el soporte de Microsoft o la Ayuda del navegador.

Firefox: Herramientas -> Opciones -> Privacidad -> Historial -> Configuración Personalizada.

Para más información, puede consultar el soporte de Mozilla o la Ayuda del navegador.

Chrome: Configuración -> Mostrar opciones avanzadas -> Privacidad -> Configuración  -> contenido.

Para más información, puede consultar el soporte de Google o la Ayuda del navegador.

Safari: Preferencias -> Seguridad.

Para más información, puede consultar el soporte de Apple o la Ayuda del navegador.

4.- Qué ocurre si se deshabilitan las Cookies:

Algunas funcionalidades de los Servicios quedarán deshabilitados como, por ejemplo, permanecer  identificado, mantener las compras en el “carrito de la compra” en un Servicio de e-commerce, recibir información dirigida a su localización o la visualización de algunos vídeos.

ACTUALIZACIONES Y CAMBIOS EN LA POLÍTICA DE PRIVACIDAD / COOKIES:

Las Webs del CICCP pueden modificar esta Política de Cookies en función de exigencias legislativas, reglamentarias, o con la finalidad de adaptar dicha política a las instrucciones dictadas por la Agencia Española de Protección de Datos, por ello se aconseja a los Usuarios que la visiten periódicamente.

Cuando se produzcan cambios significativos en esta Política de Cookies, se comunicarán a los Usuarios bien mediante la web o a través de correo electrónico a los Usuarios registrados.