Jornada: Patrimonio de los puentes arco en Cantabria. Contenidos

 

puentes puentes2 puentes4  

El pasado miércoles, 11 de mayo, el ingeniero y catedrático de la Universidad de Cantabria impartió en la sede de nuestra Demarcación la jornada: "El patrimonio de los puentes arco en Cantabria'.

La jornada contó con una reflexión sobre cómo los puentes son una parte importante del patrimonio y que los más destacados por su valor funcional, histórico, tecnológico y estético deben ser protegidos. Posteirormente, disertó sobre la importancia que para la construcción de puentes han tenido los arcos de piedra, que han sido los protagonistas de la historia de los puentes hasta la utilización, a principios del siglo XX, de los nuevos materiales acero y hormigón de altas prestaciones.

Villegas aludió al importante simbolismo que tienen los puentes: Presentes en el escudo de varios ayuntamientos de Cantabria y en el nombre de numerosas localidades (Puente Viesgo, Puente Arce, Puente Agüero, etc.).

Además, el ingeniero hizo una reflexión sobre cómo los puentes están insuficientemente valorados en el Patrimonio Cultural de Cantabria: Sólo suponen un 1,0% de sus Bienes de Interés Cultural (o sea, 3 puentes de un total de 291 BIC registrados). O bien, un 3,1% del total de los 456 bienes inventariados (14 puentes).

La segunda parte de la jornada se dedicó a los puentes medievales, cuya situación está ligada a la de los “caminos históricos” de la región y cuya trazado viene condicionado por la característica orografía de “La Montaña”. De esta época se cuenta con pocos puentes pétreos y se citan: El de San Cayetano en Potes, el puente con arco ojival gótico que se encuentra junto al Castillo-Faro de Castro Urdiales y dos puentes de Valdeolea, en Reinosilla y Casasola, que se encuentran en la traza de la calzada romana Pisoraca - Portus Blendium, aunque su construcción se estima que es bajomedieval.

Posteriormente, la jornada se centró en los Puentes Modernos, en cuyo periodo se encuentran ya un buen número de arcos de piedra:

- Del siglo XVI se cita el importante y bello puente de Arce (BIC en 1985), el viejo paso de Solía (del que sólo queda un arco ojival, restaurado en 1997) y otros puentes inventariados con valores constructivos y estéticos.

- Del siglo XVII: El bello puente de Agüero, el grandioso puente de la Maza en San Vicente de la Barquera y se hace mención a los puentes ligados al proyecto de la Real Fábrica de Armamento de La Cavada y Liérganes.

- Del siglo XVIII se recogen, entre otros: El puente de La Herrería con su espectacular arco pétreo de 25 metros de vano sobre el río Nansa. Y varios puentes ligados al Camino Real de Santander a Reinosa, como el de Cartes o el de Carlos III en Reinosa.

El cuarto apartado de la ponencia estuvo dedicado a los Puentes de época Contemporánea, destacando  cómo en el siglo XIX se produce un hecho trascendente para las Obras Públicas Españolas, como es la creación en 1802, en Madrid, de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos. Esto conduce a puentes con un diseño más técnico y cuidado, y a nuevas formas de arcos (carpaneles, escarzanos, etc.) que ofrecen soluciones muy bellas y esbeltas. De esta centuria se hace mención, entre otros, al puente de San Salvador sobre la ría de Solía y al de Limpias sobre el río Asón.

Otro acontecimiento del siglo XIX, trascendente para Cantabria, fue la construcción del ferrocarril de Isabel II entre Santander y Alar del Rey: Esto conllevó la ejecución de numerosas e importantes obras de ingeniería civil, entre ellas varios puentes, cuyo hito es el impresionante viaducto de Celada-Marlantes y que por su importancia técnica e histórica merecería ser BIC de Cantabria.

Villegas señaló que en el siglo XX se empiezan a utilizar, de modo sistemático, los nuevos materiales acero y hormigón de gran resistencia, ello permite nuevas tipologías de puentes y salvar mayores vanos. Entre las estructuras más significativas destacan las siguientes:

- El puente de Golbardo (de 1902) sobre el río Saja: Es un “puente pionero” al utilizar el nuevo material hormigón armado y que por su ejecución novedosa y valor histórico fue declarado BIC en el 2002.

- El de Treto - Colindres (de 1905) sobre la ría del Asón (en la N-634), es un puente metálico de cuatro tramos (dos arcos de 62 m y dos tramos giratorios) en línea con el estilo de los puentes de Eiffel. Y que, por su valor técnico e hito histórico merecería ser declarado BIC de Cantabria.

- De los últimos arcos construidos en nuestra Región se cita el viaducto de Cieza (en la autovía de la Meseta A-67) de 141 m de luz, construido en 2003 con dovelas prefabricadas de hormigón y que recibió el Premio José de Azas 2005 del Colegio de Ingenieros de Caminos de Cantabria. Y el bello puente “Juan José Arenas”, un arco de 102 m de luz entre apoyos, en el Parque de Las Llamas de Santander.

Finalmente, en el Epílogo de la conferencia Luis Villegas concluyó como los “caminos en el aire” (J.J. Arenas) son imprescindibles para permitir nuestras comunicaciones y constituyen un patrimonio de enorme importancia y belleza que hemos de valorar y proteger.

Perfil del Prof. Luis Villegas

  • Dr. Ingeniero de Caminos, C. y P.
  • Catedrático de la Escuela de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos - Universidad de Cantabria.
  • Director del Grupo I+D “Tecnología y Gestión de la Edificación (GTED-UC)” y del Máster Internacional UC-UIMP en Tecnología, Rehabilitación y Gestión de la Edificación: www.gted.unican.es.
  • Miembro del Consejo Editorial de la Universidad de Cantabria, de la Comisión Técnica del Patrimonio Edificado del Gobierno de Cantabria y del Centro de Estudios Montañeses.

 

 

 

Información adicional